Te escucha, te explica y te contesta con tranquilidad, sin prisa, por lo que te transmite confianza y facilita la comunicación entre paciente y doctor.